Ediciones Universidad de Salamanca reúne en un libro las trayectorias vitales y aportaciones a la ciencia de nueve científicos ‘proscritos’

Inicio / Noticias / Ediciones Universidad de Salamanca reúne en un libro las trayectorias vitales...
Presentada la obra “Naturalistas proscritos”, coordinada por Emilio Cervantes Ruiz
15/12/2011
Autores: 
Comunicación Universidad de Salamanca
Contenido: 

Salamanca, 16 de diciembre de 2011. Ediciones Universidad de Salamanca ha incorporado a su catálogo la obra "Naturalistas proscritos", coordinado por Emilio Cervantes Ruiz de la Torre, científico titular en el Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología del CSIC. Esta obra contribuye a centrar el análisis y definir los territorios del proscrito en el ámbito de la Historia Natural, a través de las figuras de nueve científicos que, habiendo contribuido notablemente en este campo, sin embargo, por uno u otro motivo, a lo largo de su vida o en su posterior memoria, no han recibido la atención merecida por parte de sus contemporáneos o sucesores, según explicó hoy la directora de Ediciones Universidad de Salamanca, María José Rodríguez Sánchez de León, durante la rueda de prensa la que también asistieron María Ángeles Serrano, vicerrectora de Investigación y el propio autor.

“Naturalistas proscritos” ofrece “una mirada atenta, en algún caso, primigenia”, a las trayectorias vitales y aportaciones a la ciencia de Félix de Azara, Jean Baptiste de Monet (caballero de Lamarck), José Longinos Martínez Garrido, Francisco Antonio Zea, Mariano Lagasca, Lorenz Oken, Eduardo Carreño, Manuel González de Jonte y Emilio Huguet del Villar.

Para Cervantes Ruiz el término proscrito no necesariamente debe estar asociado únicamente con la expulsión de un territorio, ya que, habitualmente, “el proscrito lo es de los contornos, no menos reales, de una estructura de poder, dentro de las cuales también están las estructuras científicas de poder”.

A su juicio, el mundo académico no es una excepción. “La universidad, los centros de investigación, al consolidarse como elementos de una ciencia institucionalizada, han de seguir, ineludiblemente, principios de obediencia. Obediencia a los sistemas políticos, a los sistemas industriales, en definitiva, económicos imperantes. Desde el punto de vista de la investigación, la esencia del proscrito es la independencia de pensamiento, costumbre que consiste en cultivar opiniones propias. La clave de la labor del proscrito es la lucha hasta la victoria contra la opinión científica autorizada: abrir el camino a nuevas ideas y originales teorías”, subrayó.

Científicos analizadosFeliz de Azara, militar inmortalizado por Goya: su aportación a la teoría de la evolución es prácticamente desconocida, por más que es el único español al que menciona en numerosas ocasiones Darwin. Ilustre representante del pensamiento evolucionista previo a Darwin. Jean Baptiste de Monet, caballero de Lamarck, cuya obra, Filosofía zoológica, fue fundamental en la teoría del evolucionismo, y de la cual Darwin hizo uso con frecuencia sin citarla en todas las ocasiones adecuadamente. Siendo el adjetivo “lamarckiano” o "lamarckista" aplicado a menudo en tono peyorativo a quienes admitían la herencia de caracteres adquiridos, hoy comienzan a aparecer pruebas de los mecanismos moleculares que pueden estar presentes en tales procesos.

José Longinos Martínez Garrido, cirujano, expedicionario, descubridor de manantiales de petróleo. Su Diario de las expediciones a las Californias se mantuvo inédito durante siglo y medio hasta que lo publicó la célebre Huntington Library.

Francisco Antonio Zea, botánico criollo, integrante del grupo científico de la Real Expedición Botánica, se vio envuelto en una acusación por insurgencia por impulsar nuevos mercados comerciales. Ya en España, terminó siendo director del Real Jardín Botánico de Madrid.

Mariano Lagasca, director del Real Jardín Botánico de Madrid, creó una extensa red de corresponsales botánicos tanto nacionales como internacionales. Fue diputado a Cortes por Aragón, e impulsó innovaciones y reformas científicas, académicas y sociales. Con la reacción absolutista de 1823, tuvo que emprender el exilio político a Inglaterra.

Lorenzo Oken, representante del movimiento alemán de la Naturphilosophie, reivindica para sí la paternidad de la teoría vertebral en su Tratado de filosofía de la naturaleza.

Eduardo Carreño participó en el desarrollo de la entomología moderna (su colección de insectos –hemípteros- pasaba por ser la mejor de Europa) pero falleció tempranamente en París. Fue el primer portavoz de la historia natural de España en el corazón de Europa.

Manuel González de Jonte, autor de un Manual de Botánica para uso de las personas que se dedican al estudio de la Botánica de Ampliación y de la Organografía y Fisiología Vegetal, obra de contenido novedoso, hasta el punto de ser la primera en que se expusieron en nuestro país las ideas de Scheleiden sobre la célula. El libro no mereció el informe favorable de la comisión de Libros de Texto, lo que, unido a ser condenado por adúltero, le hizo abandonar España y marchar a Cuba.

Más información: Ediciones Universidad de Salamanca. Isabel de Páiz. Departamento de Comunicación y Márketing. Telf.: 923 294598. Correo electrónico: depaiz@usal.es