La Universidad de Salamanca y Fundación Telefónica presentan una exposición antológica de Josep Brangulí

Inicio / Noticias / La Universidad de Salamanca y Fundación Telefónica presentan una exposición a...
La muestra, que podrá visitarse hasta el 22 de julio en la Hospedería Fonseca, ofrece una retrospectiva de uno de los pioneros del fotoperiodismo en España
31/05/2012
Autores: 
Comunicación Universidad de Salamanca
Contenido: 

La Universidad de Salamanca y Fundación Telefónica presentan una exposición retrospectiva de Josep Brangulí, pionero del fotoperiodismo y autor de imágenes que reflejan las grandes transformaciones sociales, urbanas e industriales que sufrió Barcelona en el conflictivo período que va desde 1900 a 1945. La muestra está compuesta por 126 fotografías agrupadas en bloques temáticos que retratan la sociedad en todos sus escenarios posibles (historia, arquitectura, industria y sociedad). A través de la mirada de Brangulí, los visitantes podrán conocer un período fundamental en la historia reciente de Cataluña.

La exposición, que podrá visitarse hasta el próximo 22 de julio en la Sala de Exposiciones de la Hospedería Fonseca, ha sido inaugurada en la mañana de hoy por la vicerrectora de Estudiantes e Inserción Profesional de la Universidad de Salamanca, Cristina Pita, y el director general de Fundación Telefónica, Francisco Serrano. El acto contó además con la presencia de Manuel Heras, director del Servicio de Actividades Culturales de la Universidad de Salamanca, Josep María Sans Travé, director del Archivo Nacional de Cataluña y Rafael Levenfeld, comisario de la exposición.

Organizada en colaboración con Fundación Telefónica, encargada de la recuperación de la obra de Brangulí, esta colección ofrece la oportunidad de conocer el fascinante trabajo del fotógrafo que, a través de sus imágenes, realizó un fidedigno retrato de Barcelona en unos años decisivos para esta ciudad.

Una mirada a la Barcelona cambiante de principios del siglo XXLa exposición antológica de Brangulí muestra la mirada de un fotógrafo que supo captar la vida política, a través de sus dirigentes y de las movilizaciones ciudadanas, con reportajes como el dedicado a la Semana Trágica de Barcelona o el canje de prisioneros de la Segunda Guerra Mundial en el puerto de Barcelona.

Pero Brangulí mostró la sociedad en todas sus vertientes, como demuestran sus reportajes sobre boxeo, playas y acontecimientos de toda índole. Asimismo, sus fotografías registran la vida comercial con sus series sobre talleres, oficios y la Feria de Barcelona. Documentó las grandes obras públicas y privadas que transformaron y modernizaron el paisaje urbanístico de la ciudad y en el capítulo industrial nos muestra la edificación de nuevas fábricas y la situación social y laboral de la época.

Las fotografías de Brangulí parten del interés documental para ofrecer una completa radiografía política, social y cultural de una ciudad a caballo entre el final del XIX y el comienzo del siglo XX.

Según los comisarios de la exposición, Rafael Levenfeld y Valentín Vallhonrat, “Brangulí, que sobrevivió a todas las vicisitudes políticas que le tocaron vivir, acompañó a la ciudad en que vivió. Atento a los cambios, atento a las transformaciones, atento a sus pobladores y a sus quehaceres. Desarrolló su profesión para mantenerse en el mismo ritmo de la metamorfosis urbana, transformado su oficio de fotógrafo, como un prestidigitador, ya sea en corresponsalía, agencia, archivo o lo que fuera necesario para seguir desarrollando su magia”.

Colaboración con Fundación TelefónicaEl archivo Brangulí fue adquirido por la Generalitat en 1992 a la familia del artista, que siendo consciente de su valor lo depositó en el Archivo Nacional de Cataluña. Está compuesto por cerca de medio millón de negativos y publicaciones y material de época. El proyecto de recuperación de la obra de Brangulí ha sido llevado a cabo por el mismo equipo que desde Fundación Telefónica restauró el Archivo Histórico Fotográfico de Telefónica y el correspondiente a Luis Ramón Marín.

Brangulí tuvo una estrecha relación con la Compañía Telefónica Nacional de España y algunos de sus trabajos forman parte, junto con Alfonso, Claret, Contreras y Vilaseca, Gaspar, Marín, entre otros, del Archivo Histórico de la compañía, uno de los registros documentales más importantes de la España del siglo XX.