La Oficina del VIII Centenario crea una línea de recuperación del patrimonio material e inmaterial de la Universidad de Salamanca

Inicio / Noticias / La Oficina del VIII Centenario crea una línea de recuperación del patrimonio ...
El concierto ‘Qué suave contento’ reproduce una celebración universitaria de la fiesta del Corpus Christi de las últimas décadas del siglo XVIII
19/06/2012
Autores: 
Comunicación Universidad de Salamanca
Contenido: 

La Oficina del VIII Centenario Salamanca 2018 organiza, en colaboración con el Servicio de Actividades Culturales y la Academia de Música Antigua de la Universidad de Salamanca, el concierto «Qué suave contento. Una siesta de música en la capilla de San Jerónimo», que tendrá lugar el martes, 26 de junio, a las 20:30 horas en la Capilla de la Universidad de Salamanca.

Este concierto es el primero que presenta la Oficina del VIII Centenario y se inscribe en su línea de trabajo de recuperación y puesta en valor del patrimonio material e inmaterial de la Universidad de Salamanca, según explicó en rueda de prensa su director, Carlos Palomeque. Otras manifestaciones de esta acción estratégica son la realización, con la imprescindible colaboración de otros servicios universitarios, de exposiciones y la edición de publicaciones integradas en la colección VIII Centenario de Ediciones Universidad de Salamanca. Asimismo, la Oficina está trabajando en varios proyectos, “algunos en un avanzado estado de gestación, vinculados con el patrimonio científico y cultural de la Universidad de Salamanca”, entre los que destaca una “relevante exposición sobre el patrimonio histórico-artístico que es o ha sido propiedad de la Universidad de Salamanca, en la que están implicados directamente en su organización el Vicerrectorado de Economía y Gestión, el Servicio de Actividades Culturales y la Comisión de Patrimonio de la Universidad de Salamanca”, subrayó Palomeque.

Precisamente, en esta línea de trabajo de recuperación del patrimonio se enmarca esta novedosa propuesta cultural por la que se recuperan obras musicales que han permanecido en silencio durante más de 200 años, indicó Manuel Heras, director del Servicio de Actividades Culturales. Entre 1738 y 1801 la Universidad de Salamanca contó con una capilla de música propia, financiada con fondos del arca universitaria, cuya finalidad principal era contribuir a solemnizar las numerosas funciones religiosas que se celebraban en la capilla universitaria de San Jerónimo. Integrada por un pequeño grupo de instrumentistas y cantantes, esta capilla adoptó y generó un repertorio acorde con las prácticas musicales de la España de su época. Para Bernardo García-Bernalt, director de la Academia de Música Antigua, este repertorio, en su mayor parte inédito y conservado en el archivo histórico de la institución académica salmantina, “muestra una paulatina evolución desde patrones propios del estilo galante hacia el primer clasicismo”.

En el concierto «Qué suave contento. Una siesta de música en la capilla de San Jerónimo», se recuperan algunas de estas obras, reproduciendo una celebración de la fiesta de Corpus Christi en la universidad de las últimas décadas del siglo XVIII. Precediendo al oficio vespertino, durante la adoración al Santísimo, los músicos se reunían en la capilla para interpretar música que moviera a la meditación y devoción. Alternaban piezas vocales e instrumentales, solos y coros, propuestos por el maestro de capilla o por los propios intérpretes. Esta ceremonia, conocida como “siesta”, era una auténtica velada musical, en la que se entremezclaban músicas religiosas y profanas en un contexto devocional.

La propuesta de la Academia de Música Antigua de la Universidad de Salamanca supone así una recuperación, tanto del patrimonio musical como de uno de los elementos ceremoniales de una universidad en la que lo festivo era cotidiano.  

Más información: Oficina del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca. Telf.: 923 294402. Correo electrónico: centenario@usal.es  Web: http://centenario.usal.es/