Un libro desvela la decisiva aportación de la Universidad de Salamanca en la implantación del calendario gregoriano

Inicio / Noticias / Un libro desvela la decisiva aportación de la Universidad de Salamanca en la ...
En el siglo XVI la institución realizó dos informes que fueron fundamentales para la modificación y fijación del actual calendario civil de la humanidad
05/11/2012
Autores: 
Comunicación Universidad de Salamanca
Contenido: 

El trabajo de edición, traducción y estudio de Ana María Carabias titulado “Salamanca y la medida del tiempo, permite no sólo recuperar y apadrinar un logro de excepcional importancia para la ciencia, completamente desconocido, sino que pone de manifiesto el alto nivel científico de la Universidad de Salamanca en el XVI

Un estudio realizado por la profesora de Historia Moderna Ana María Carabias, recogido en el libro “Salamanca y la medida del tiempo” desvela la decisiva aportación de la Universidad de Salamanca en la modificación y fijación del calendario gregoriano. La obra, publicada por Ediciones Universidad de Salamanca dentro de la colección VIII Centenario, confirma además la excepcionalidad de los conocimientos matemáticos y astronómicos existentes en el seno de la institución en la época del Renacimiento.

No todos nos regimos por el mismo calendario: cristianos, musulmanes, judíos, hindúes o chinos medimos el tiempo de formas distintas, de acuerdo con los acontecimientos de nuestras historias respectivas, creencias religiosas y estadio cultural. Sin embargo, el calendario gregoriano es el aceptado como calendario civil de la humanidad y representa un gran logro de la civilización.

La bula “Inter Gravissimas”, expedida el 24 de febrero de 1582 por el papa Gregorio XIII, impuso este nuevo sistema de medición de tiempo: modificó el calendario juliano y ofreció el llamado a partir de entonces «calendario gregoriano».

“Salamanca y la medida del tiempo” aborda la publicación y estudio de los dos proyectos elaborados por la Universidad de Salamanca para la reforma del calendario, uno redactado en el año 1515 y otro en 1578, ambos bajo la solicitud simultánea de papas (respectivamente León X y Gregorio XIII) y reyes (Fernando el Católico y Felipe II). La primera y más importante de las conclusiones a las que se llega es que la Universidad de Salamanca inventó en 1515 un cálculo matemático que permitía enlazar en un cómputo convergente el distinto ritmo del Sol y de la Luna; y que lo hizo “de forma tan exitosa como para haber sido este procedimiento el que finalmente ratificaron los expertos vaticanos y el propio pontífice como base de la reforma del calendario”, según explicó Ana María Carabias.

Se da la circunstancia que el informe salmantino de 1515 está hoy perdido, si bien su contenido lo conocemos porque está incluido en el informe del año 1578. Una copia autorizada se encuentra en el ms. 97 de la Biblioteca General Histórica de la Universidad de Salamanca, mientras que el original se conserva en la Biblioteca Apostólica Vaticana, Vat. Lat. 7049.

La importancia de la investigación desarrollada en este libro por Ana María Carabias Torres permite recuperar un aspecto fundamental que ha paso inadvertido para los grandes investigadores sobre la historia de la ciencia en España, como es la reforma del calendario, que atañe también a la historia de la Iglesia, la historia del derecho, la historia de las mentalidades, la historia cultural y la historia social. Éste es un logro científicamente relevante, que demuestra la excepcionalidad de los conocimientos matemáticos y astronómicos existentes en el seno de la Universidad de Salamanca en la época del Renacimiento.

“Salamanca y la medida del tiempo” fue presentado hoy en rueda de prensa por la vicerrectora de Investigación, Mª Ángeles Serrano; el director de la Oficina del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca, Manuel Carlos Palomeque; la directora de Ediciones Universidad de Salamanca, Mª José Rodríguez Sánchez de León, y la propia autora.

La autora Ana María Carabias Torres (Peñaranda de Bracamonte, Salamanca, 1955) es profesora titular de Historia Moderna de la Universidad de Salamanca desde 1986. Doctora en Historia (año 1985) y en Filosofía (año 2011).

Ha participado en nueve proyectos de investigación subvencionados tanto por instituciones públicas como por empresas privadas, sobre historia cultural, historia del derecho y de la administración, historia local e historia de la ciencia. Ha dirigido grupos de investigación subvencionados por el Banco Santander (web Carlos V en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes), por la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura (Salamanca: Plaza mayor y Universidad) y conjuntamente por la Fundación Germán Sánchez Ruipérez y el Ayuntamiento de Peñaranda de Bracamonte (Historia de Peñaranda de Bracamonte).

En este momento (2012) forma parte de dos grupos de investigación: uno sobre historia de las matemáticas y otro sobre juristas españoles, siglos XV al XX, reconocido como grupo de investigación de excelencia de Castilla y León (Grupo GR281).

Ha publicado más de un centenar de trabajos de investigación (libros y artículos en revistas científicas), entre los que destacan —además de los citados— los dedicados a la historia de los colegios mayores y las universidades, las relaciones hispano-portuguesas en la época de los descubrimientos y la expansión colonial, y la historia del espacio y el tiempo. La mayoría de estos estudios se encuentran disponibles online en el Repositorio Documental de la Universidad de Salamanca (http://gredos.usal.es ).

________________________________________Más información: Ediciones Universidad de Salamanca Telf.: 923 294598. Correo electrónico: eus@usal.es Web: http://www.eusal.es/ ________________________________________