“España y Portugal deberían plantear una colaboración estrecha en investigación”

Inicio / Divulgación Científica / “España y Portugal deberían plantear una colaboración estrecha en investigación”
19/04/2013
Autores: 
Agencia de Noticias DiCYT
Contenido: 

El científico portugués Alberto Orfao recibe el 22 de abril el Premio Castilla y León de Investigación Científica y Técnica

José Pichel Andrés/DICYT Alberto Orfao de Matos Correia e Vale nació en Lisboa en 1960, pero ha desarrollado buena parte de su carrera científica en Salamanca. El próximo lunes, 22 de abril, recibirá el Premio Castilla y León de Investigación Científica y Técnica , el máximo reconocimiento que esta comunidad autónoma otorga a sus investigadores. Catedrático del Departamento de Medicina de la Universidad de Salamanca, científico del Centro de Investigación del Cáncer, director científico del Banco Nacional de ADN y director de los servicios de Citometría y de Separación Celular de la Plataforma de Apoyo a la Investigación NUCLEUS, la trayectoria de Alberto Orfao está avalada por cientos de artículos científicos, patentes y nuevas empresas en el campo de la investigación en cáncer, en particular, de leucemias y linfomas. En una entrevista concedida a DiCYT, reflexiona sobre todos estos aspectos.

Pregunta: Dentro de la satisfacción que supone recibir un premio, ¿qué destacaría de este reconocimiento?

Respuesta: Creo que el premio reconoce fundamentalmente tres aspectos diferentes: el esfuerzo, el trabajo de todo un grupo y los resultados de ese trabajo, que después de 25 años afortunadamente son muchos e importantes.

P: Uno de los aspectos más relevantes de su trayectoria es haber logrado varias patentes y haber contribuido a la creación de empresas. ¿Se está consiguiendo la transferencia de conocimiento entre universidades y empresas o su caso es excepcional?

R: Pienso sinceramente que el registro de patentes y su interés comercial son absolutamente normales en investigación. Habitualmente el investigador en su labor diaria se encuentra problemas que no tienen solución; la actitud normal del investigador es enfrentarse a los problemas para resolveros. A veces, la solución encontrada tiene además interés comercial. Entiendo que, además, el investigador que utiliza fondos públicos debe garantizar que exista un retorno a la investigación del posible beneficio comercial. En tal supuesto tiene la opción de proteger transitoriamente la solución innovadora desarrollada y sobre todo buscar que esté rápidamente disponible para otros grupos en tiempo y costes razonables a través de su comercialización. Lo mas importante no es haber registrado 30 patentes sino que la gran mayoría estén además licenciadas, en explotación y con productos de éxito en el mercado.

P: Sus artículos científicos se cuentan por cientos. ¿La sociedad sabe aprovechar ese potencial?

R: Es cierto que soy autor y coautor en este momento de 500 artículos en revistas internacionales indexadas junto con muchos investigadores no solo del grupo de investigación sino de todos los grupos con que colaboramos o hemos colaborado. Al igual que ocurre con las patentes, cada articulo científico representa habitualmente una contribución al conocimiento. Los investigadores pueden utilizar ese conocimiento en su trabajo, lo que se ve reflejado en reseñas bibliográficas (nuestros trabajos calculo reciben entre tres y cuatro citas al día a lo largo del año). Algunas de las publicaciones científicas, suponen además un cambio en la práctica médica: la descripción de una enfermedad nueva o de una variante de una enfermedad conocida que requiere, por ejemplo, un tratamiento diferente, la adopción de nuevos criterios diagnósticos, nuevas estrategias para evaluar o definir el tratamiento de una enfermedad, o simplemente el mejor conocimiento de la biología de la misma.

P: ¿Cuál es la utilidad de servicios como los de Citometría y Separación Celular de NUCLEUS, de los que usted es director?

R: Los servicios de apoyo a la investigación deben suponer una herramienta para facilitar el acceso de los investigadores a tecnologías caras o complejas de forma libre, aunque lógicamente controlada. Además dichos servicios deben mantener una actividad investigadora en el ámbito tecnológico que les haga únicos. En otras palabras, además de dar el servicio ya predefinido, deben contribuir a dar servicio con su investigación para situaciones nuevas que pudieran beneficiarse de la tecnología disponible en el servicio. Ambos servicios atienden actualmente a cerca de 200 grupos o centros diferentes.

P: ¿Cómo ve el futuro de la investigación en cáncer en los próximos años y en particular en linfomas o leucemias, su especialidad?

R: El futuro es prometedor. En los últimos años hemos asistido a grandes desarrollos tecnológicos y a un importante avance en el conocimiento, junto al planteamiento y desarrollo de un amplio abanico de nuevas estrategias terapéuticas. Todo ello, estoy seguro de que va a potenciar aún más los avances en el futuro, siempre que seamos capaces de mantener e incrementar el esfuerzo y el apoyo a la investigación.

P: ¿Qué importancia tienen los biobancos como el Banco Nacional de ADN en la lucha contra estas y otras enfermedades?

R: Los biobancos permiten acelerar notablemente los tiempos de investigación. Además pueden contribuir a incrementar la calidad de los resultados de esa investigación y optimizar el uso de recursos.

P: El Centro de Caracterización de Recursos Biológicos era uno de sus grandes proyectos. ¿Sigue adelante a pesar de la situación económica? ¿En qué fase está?

R: Es un proyecto que ha sufrido retraso en su desarrollo, y quizás también una reorientación. No obstante, sigue plenamente vigente y sigue avanzando de forma importante. Estoy seguro de que terminará de nuevo por ser reconocido como uno de los proyectos estratégicos a nivel regional y nacional.

P: ¿Qué objetivos se marcan su grupo de investigación y sus colaboradores para el futuro inmediato?R: Como grupo, nuestros objetivos están siempre bien definidos: alcanzar las metas y resultados que nos hemos planteado en los proyectos de investigación que están en marcha o que hemos puesto o podremos en marcha este año.

P: Cuenta con medio centenar de investigadores, muchos de ellos jóvenes. ¿Castilla y León sigue siendo un buen lugar dedicarse a la investigación biomédica a pesar de la crisis?

R: Por supuesto, aunque indudablemente es mejorable siempre que logremos hacer atractiva la investigación que se hace en Castilla y León con resultados, con infraestructuras y con puestos de trabajo.

P: ¿Cómo ve la situación de la Ciencia en Portugal, su país de origen?

R: Bastante difícil. A pesar de que existen recursos humanos altamente capacitados, carecen de una financiación adecuada para llevar a cabo o iniciar nuevos proyectos de investigación. Todo esto no quiere decir que no existan grupos y centros de excelencia muy activos internacionalmente. Al igual que esta ocurriendo en España, también en Portugal ha habido un éxodo importante de investigadores jóvenes y brillantes.

P:¿España y Portugal podrían apostar más por la investigación como base para el crecimiento económico?

R: Efectivamente. Un plan estratégico, ambicioso pero realista. Además deberían plantear una colaboración estrecha en ese ámbito, con infraestructuras comunes o posiciones estratégicas conjuntas dentro de la Unión Europea, por ejemplo. Esta colaboración debería ser más activa, por la proximidad geográfica, con comunidades autónomas como Castilla y León.